Inteligencia artificial Full On Net

Aspectos importantes en la venta de proyectos de inteligencia artificial

07 may., 2018 | David Martínez | Inteligencia Artificial | 0 Comentarios

Películas como Blade Runner, 2001 Odisea en el Espacio, Yo, robot y muchas otras, llevan años alimentando nuestro lado humano más creativo e imaginativo.

 

Esto, que puede parecer frívolo, constituye una de las principales barreras que nos encontramos cada día los profesionales que nos dedicamos a la Inteligencia Artificial (IA) porque han levantado unas expectativas irreales y un halo de incertidumbre a su alrededor.

 

Es muy común encontrar dos tipos de potenciales clientes:

1) Los convencidos de que la IA es magia y se construye sola a partir de la nada, lo que en pocos años dará lugar a la tiranía cibernética.

2) O aquellos que, por temor o desconocimiento, están absolutamente cerrados al avance de esta tecnología y a su impacto en nuestra vida.

 

 

Quiero dirigir este post a mis 2 tipos de lectores. Por un lado, a los colegas de profesión, por compartir con ellos algunas experiencias. Y por el otro, a todos esos clientes que por temor o cualquier otra causa, siempre están tratando de poner en tela de juicio nuestras propuestas.

 

Para los colegas de profesión, simplemente quiero expresar una serie de ideas que a nosotros nos están funcionando:

  1. Manejo de expectativas. Es importante que los clientes entiendan que no es posible pasar de 0 a 100 en 1 segundo porque la IA hay que verla como una carrera de fondo. Nosotros en Full On Net nos apoyamos en el concepto AGILE de ¨Minimum Viable Product¨, es decir, en encontrar un entregable rápido, eficaz y capaz de mostrarle a nuestro cliente y a su organización que esto de la IA va en serio y que sin duda es uno de los principales drivers en este imparable tsunami de la Transformación Digital.
  2. Se trata de automatizar procesos. Es una cuestión social que hemos de tener muy en cuenta. Esto de la IA parece que está llamado a ser el declive del ser humano en términos de control de la vida y también en lo concerniente al trabajo. Que vendrán las máquinas a dominarnos y a quitar puestos de trabajo. Ante esto, es importante explicar que lo que va a ocurrir es que determinados trabajos, como ya ha ocurrido con los pilotos de avión, van a cambiar. Hace 50 años el piloto lo hacía todo. Ahora prácticamente tan sólo supervisa que todo marche correctamente pero el 90% de todo lo que hace el avión, obedece a este tipo de sistemas. Esto que tenemos tan interiorizado todos en un avión, ha sido un proceso de décadas de mejora de los sistemas y de verificación por parte de los pasajeros de que estos sistemas funcionan y mejoran la vida. Esto mismo es lo que debe ocurrir con muchas otras utilidades de la IA.
  3. La metodología AGILE es crucial en el proceso. No podemos acudir a metodologías tradicionales en las que, tras 6 meses de proyecto, entrego algo que no cumple con las expectativas del cliente. Y esto pasa por un motivo evidente: ni nosotros somos capaces de explicar bien qué posibilidades tiene la tecnología en el negocio de nuestro cliente, ni nuestro cliente es capaz de entender bien el alcance y la potencia de la IA. Por tanto, necesitamos entre todos tener un proceso iterativo, basado en cosas muy concretas y pequeñas, que una vez realizadas, sean verificadas por el cliente, reajustadas y validadas, de manera que tengamos siempre controlados los alcances por ambas partes, no nos desviemos demasiado y vayamos pudiendo poco a poco entrar en sintonía, catar la tecnología y dar forma conjuntamente a esas herramientas novedosas que nos permitirán afrontar con éxito este proceso.

​​

Para mis queridos clientes, quiero decirles que les entiendo y que por supuesto, esto no es culpa de nadie. Somos nosotros los que construimos la tecnología y quienes tenemos la responsabilidad de encontrar el enfoque y los argumentos adecuados para democratizarla. Es por eso que la metodología AGILE y más concretamente, nuestra interpretación de ésta, resulta decisiva a la hora de acercar posturas, medir los avances, detectar precozmente las desviaciones y, en definitiva, establecer un modo de trabajo común, basado en la confianza y en que todo se analiza desde ambas perspectivas y se supera mediante un proceso de mejora continua.

 

Para todos aquellos que tenéis reticencias para salir de vuestra zona de confort, por favor, tratad de ser más empáticos y más abiertos a la hora de enfocar vuestros problemas y de analizar cómo la tecnología puede ayudaros a resolverlos.

 

Debemos pensar que quizás hoy tenemos un negocio muy rentable, vivimos muy cómodos y seguimos creciendo, pero siempre debemos reflexionar sobre el futuro porque mientras escribo estas líneas, hay 4 veinteañeros metidos en un garaje que acaban de dar con una idea que cambiará las reglas de mi negocio y si no, que le pregunten a Kodak o a Blockbuster.


Sobre el Autor

David Martínez

David Martínez


Comentarios


Escribe un comentario